7 prácticas exitosas para una clase a distancia productiva

Según Unicef, aproximadamente el 91% de los estudiantes en el mundo se vieron afectados cuando las escuelas de todos los continentes cerraron para ayudar a contener la propagación del COVID-19. Los gobiernos e instituciones  del sector educación han participado activamente en el descubrimiento de formas de aplicar métodos de aprendizaje a distancia para garantizar que los niños sigan recibiendo su educación incluso si están confinados en sus hogares.

La situación ha dejado al descubierto las numerosas diferencias entre los sistemas educativos, como la falta de acceso a la electricidad, a los dispositivos, a los recursos y a Internet, las escuelas y los gobiernos han tomado medidas para hacer frente a estas disparidades con soluciones innovadoras. 

Sin embargo, gracias a la tecnología, el aprendizaje a distancia y la enseñanza desde casa no son imposibles. Muchos profesores continúan con sus clases y se relacionan con sus alumnos en línea de forma  exitosa. Este artículo se centrará en las prácticas que estos educadores usan  para mejorar sus esfuerzos de enseñanza a distancia. 

Prácticas para enseñar desde casa 

A continuación se presentan 7 prácticas que puede incorporar en sus lecciones diarias en línea para hacerlas más productivas y atractivas.   

Planificar con antelación y organizarse 

Impartir clases en línea conlleva sus propios retos y requisitos en cuanto a los preparativos.

No se puede   dar el lujo de estar buscando a tientas apuntes y dudar durante las lecciones en línea,sobre todo teniendo en cuenta que estará impartiendo la lección en un periodo de tiempo limitado.  También podría ser un reto responder a todos y cada uno de los estudiantes como se haría en el aula tradicional. 

Planificar con antelación y tener los recursos organizados es la clave para tomar el control de la situación y ser eficaz.

  • Planifique con antelación preparando un plan de clases diario o semanal. Comparta el plan con sus alumnos a través de correo electrónico o de una plataforma de comunicación si la utiliza para estar en contacto con los alumnos o sus padres. Esto le permitirá a usted y a los alumnos prepararse con antelación para la lección. Las plantillas de planes de lecciones, como la que se ofrece a continuación, pueden ser especialmente útiles en esta tarea.
Plantilla de plan de clases para enseñar desde casa

Plantilla del plan de la lección (Haga clic en la plantilla para editarla en línea)

  • Mantenga los recursos fácilmente accesibles para los estudiantes. Todos los documentos, archivos o enlaces pueden almacenarse en una ubicación central (por ejemplo, Google Drive, DropBox, etc.) a la que los estudiantes pueden acceder desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Asegúrese de explicar claramente a los estudiantes dónde se encuentran los documentos y cómo acceder a ellos. 
  • Organice adecuadamente sus propios recursos. Si se encarga de impartir varias clases en línea, es posible que tenga varios recursos a los que recurrir. Asegúrese  de tener un sistema adecuado para mantener todo organizado. Cree carpetas para cada clase, bajo las cuales puede crear subcarpetas para cada lección. Realice copias de seguridad regularmente con un disco duro externo o utilice un software de almacenamiento online para mantenerlas en la nube. 
  • Muchos colegios e institutos han invertido en nuevas plataformas educativas para ofrecer y compartir contenidos interactivos y recursos de aprendizaje a los estudiantes, mientras que otros confían en las herramientas que ya tienen a su disposición. Es importante que esté bien familiarizado con estas plataformas para poder ofrecer una mejor experiencia a tus alumnos.      

Establezca una rutina de aprendizaje a distancia 

Seguir una rutina, como cuando las escuelas estaban abiertas, ayuda a crear esa sensación de normalidad que todos anhelan en estos días. 

Mantenga una hora fija a lo largo de la semana para impartir la lección, si la hora va a cambiar, informe a los alumnos al menos un día antes. Si las clases en línea se imparten de forma intermitente, anime a los estudiantes a mantener su horario personal para hacer los deberes y revisar el material de aprendizaje. Esto ayudará a mantenerlos motivados..

Crear un entorno de aprendizaje positivo en línea

Al igual que en un aula física, cree un entorno en el que los alumnos se sientan cómodos y seguros expresando su opinión y explorando su curiosidad. 

  • Permita que los estudiantes tomen notas y hagan preguntas en tiempo real, tal como lo haría en un aula física. Interactúe con los alumnos con más atención, aunque no esté en la misma sala. Cree un entorno en el que tengan libertad para mantener más debates con usted y entre ellos durante la clase.
  • Utiliza una plataforma de comunicación para que los estudiantes compartan sus pensamientos, preguntas y recursos que descubran, que pueden ser discutidos durante la siguiente clase. Puede ser un grupo de WhatsApp, un grupo de Facebook o incluso un documento de Google al que tengan acceso todos los estudiantes. 
  • Motive también a sus alumnos a colaborar con los demás en clase, por ejemplo, compartiendo apuntes o recursos cuando falten a una clase, ayudando en las tareas y discutiendo las lecciones entre ellos. 

Estar disponible

No sólo durante la lección en línea, sino siempre que sea posible. Haz que tus alumnos y padres sepan cómo y cuándo pueden ponerse en contacto contigo. Comparte tus datos de contacto personales para casos de emergencia, pero asegúrate de especificar las horas en las que estarás disponible; aunque tienes que estar ahí para tus alumnos, tú también necesitas límites claros entre el trabajo y la vida personal. 

También puede utilizar aquí una plataforma de comunicación o un grupo de medios sociales para comprometerse e interactuar con los estudiantes después de la lección. 

Sé creativo 

Cambia un poco la rutina de vez en cuando. En lugar de las mismas diapositivas de siempre y la lectura del libro de texto, haz las cosas más interesantes y atractivas con, 

  • Juegos interactivos: algunos de los juegos que se practican en el aula, como las charadas, el verdadero o el falso, etc., pueden jugarse también en un aula virtual. También puedes idear nuevos juegos que se adapten a la red.  
  • Pruebas – Se pueden hacer pruebas cortas con plataformas de pruebas en línea como Google Forms. O simplemente hazlo más interactivo planteando a los alumnos las preguntas y dándoles un tiempo limitado para que den la respuesta. 
  • Clips de vídeo y audio: comparta clips de vídeo o audio que los alumnos puedan ver y escuchar durante la lección/ o mientras ésta se desarrolla. Puedes crear simplemente un vídeo basado en la lección y subirlo a YouTube y compartir el enlace con los alumnos. 
  • Pizarras online: una pizarra online puede hacer que las cosas sean más interactivas en una clase virtual. Permita que los alumnos participen en la adición y el desplazamiento de elementos en el lienzo. 

Comunicarse y colaborar con los colegas

Es útil hablar con otros profesores que imparten clases en línea para que compartan opiones sobre las cosas de las que no esté seguro. También pueden compartir recursos, sitios web, herramientas y material entre ustedes, ayudandose  mutuamente.  La organización conjunta de las clases también puede hacerlas más interesantes. 

Para mantenerse conectado, puede recurrir a los canales de las redes sociales (Facebook, WhatsApp, etc.), a las plataformas de comunicación en línea (Slack, Google Hangout, Skype, etc.), a los correos electrónicos, etc. 

Aprovechar los recursos en línea existentes

Hay una multitud de recursos en línea disponibles, y puedes aprovecharlos para algunas de tus lecciones. Estos pueden ser compartidos con los estudiantes durante la clase. Si bien es importante basarse en recursos creíbles, es igualmente importante ayudar a los estudiantes a identificar los recursos que son creíbles y dignos de confianza cuando están llevando a cabo su propia investigación.

¿Algún otro consejo para los que enseñan desde casa? 

El aprendizaje a distancia es la nueva normalidad para muchos educadores y estudiantes de todo el mundo. La tecnología ha hecho posible conectar a profesores y alumnos durante toda la pandemia, permitiendo a los profesores impartir sus conocimientos como si estuvieran en la misma aula. 

Sin embargo, la situación ha abierto nuevos retos para los que los profesores se esfuerzan por encontrar soluciones. Esperamos que estas prácticas para enseñar desde casa le ayuden a mejorar sus esfuerzos y la experiencia que crea para sus alumnos en línea. 

¿Tienes más consejos para compartir sobre la enseñanza desde casa? Háganoslo saber en la sección de comentarios más abajo.  

Únete a miles de organizaciones que usan Creatley para idear, planear, analizar y ejecutar proyectos exitosos.

Comience aquí

Deje un comentario

*
*

19 + 14 =

Volver al principio