7 formas eficaces de dominar el arte de la gestión del aula

Una de las pocas cosas del mundo que no son subjetivas es la eficacia. La eficacia es medible y a menudo se considera en términos de resultados producidos. Como educador, la productividad de un profesor suele evaluarse en función de los cambios positivos añadidos al aula. Dada la diversidad de los estudiantes y sus compartamientos, estos pueden significar   retos sin precedentes. En aula clase diversa en la que los alumnos no se comprometen lo suficiente, la gestión de clasenecesita un enfoque primordial. Como profesor, cuando combina sus vastos conocimientos con estrategias de gestión del aula orientadas a los resultados, catapulta cambios positivos de forma masiva. 

La cuantificación  de la eficacia de un profesor está vinculada directamente a los logros de sus alumnos. Para corroborarlo, según un estudio la gestión sistemática de las clases está relacionada con un aumento del 20 % en el rendimiento de los alumnos. Además, los estudiantes hoy en día, son competitivos y también inmensamente curiosos.

Están contentos de aprender algo nuevo cada día y añadir valor a su vida. Sin embargo, siempre habrá algunos alumnos desvinculados que perturben el equilibrio de la clase. Ahí es donde sus habilidades de gestión se pondrán a prueba cada día. 

Por supuesto, usted es un excelente profesor que se motiva por mejorar a sus alumnos. Para dominar la gestión de las aulas hay que ser un gran líder y gestor.

En este minucioso post, encontrará algunas estrategias únicas y pragmáticas de gestión del aula. Ya está haciendo un gran trabajo, pero siempre se puede mejorar y facilitar las cosas con algo de innovación. Permítanos sugerir formas para dominar el arte de la gestión del aula.

Fomentar las relaciones entre alumnos y profesores 

En el mundo empresarial, la comunicación y las relaciones en el lugar de trabajo son vitales. Son uno de los principales requisitos de un alto compromiso de los empleados

Del mismo modo, para lograr un alto grado de compromiso en el aula, es fundamental que las relaciones entre alumnos y profesores sean saludables. Estas relaciones deben estar impulsadas por la confianza mutua y la colaboración. Es cierto que los alumnos deben respetar a sus profesores.Al mismo tiempo, un profesor debe respetar la singularidad, la diversidad, las creencias y las perspectivas de los alumnos. Para que los alumnos participen en el aprendizaje activo, debe potenciar a sus alumnos y sus ideas. Este compromiso tiene además el potencial de traducirse en logros académicos más destacados. 

Además, debe inspirarles la confianza de que siempre estará encantado de responder a las preguntas curiosas que le hagan. De este modo, podrá fomentar una cultura de colaboración.

Sus alumnos no dudarán en compartir con usted sus emociones, sentimientos y preocupaciones. Así es como deberían ser las relaciones ideales y saludables, ¿no es así? Como ventaja añadida, las relaciones amistosas entre alumnos y profesores también cumplen los requisitos aprendizaje socio-emocional. Pero en las tendencias actuales del aprendizaje híbrido, la dinámica es diferente.

Las relaciones entre alumnos y profesores sufrirán un revés, ya que los alumnos no se han reunido con los profesores durante mucho tiempo en la pandemia. Es posible que tenga que desarrollar mejores estrategias para establecer relaciones de trabajo en las aulas virtuales. He aquí algunas sugerencias al respecto.

  • Una de las estrategias más sencillas y eficaces es la práctica de compartir comentarios entre iguales en las aulas virtuales. 
  • Llevar a cabo conferencias de padres y maestros para discutir y delinear claramente el progreso de los estudiantes con las familias. Al mantener conversaciones directas con los alumnos y sus padres, los profesores pueden comunicar claramente el progreso de los estudiantes, evaluar sus puntos fuertes, abordar sus necesidades y ofrecer consejos y soluciones para que sigan avanzando.
Plantilla de la conferencia de padres y profesores para las estrategias de gestión del aula

Plantilla de la Conferencia de Padres y Profesores (Haga clic en la plantilla para editarla en línea)

  • Puede preguntar a los estudiantes sobre su bienestar y también sobre el bienestar general de sus familias.
  • Además de promover la idea general de bienestar, también puede interesarse sobrer la salud mental de los alumnos. La empatía por el bienestar mental es un factor determinante en las relaciones efectivas hoy en día. 
  • Puede saludar a cada alumno individualmente diciendo su nombre
  • Puede explicarles durante las clases en línea cómo pueden dirigirse a usted para resolver dudas individuales 
  • Puede encontrar formas de motivar a los estudiantes durante las clases online. Esto puede venir en forma de narración o puede publicar pequeños fragmentos que promuevan la inspiración 
  • Dé a los estudiantes una pequeña ventana de tiempo durante las clases para mostrar sus talentos. Si alguien quiere recitar un poema hacia el final de la clase o narrar una historia o compartir sus pinturas, déjelo. De hecho, debería animar a los estudiantes a hacerlo. Esto les inspirará mayor confianza para expresarse. 
  • Tener costumbres y tradiciones cotidianas que formen parte de la clase. Estas ideas pueden incluir la foto del día, que narre el pensamiento del día, que comparta fotos de mascotas, etc. 
  • Innovar en la ampliación del apoyo adicional y eficaz a los estudiantes que tienen dificultades en el aprendizaje en línea. Trata de entender sus retos y ofrece una tierna ayuda. 
  • Educar a los estudiantes sobre la gestión del tiempo y la gestión de la fatiga digital

Recompensar las mejoras 

En la mayoría de los casos, sólo celebramos los logros y los resultados. Pero como profesor, para sacar lo mejor de su clase, tiene que hacer que los alumnos crean en el proceso.

Una forma sorprendente de hacerlo es identificar, reconocer y recompensar las mejoras. De este modo, podrá captar la motivación de sus alumnos y hacerles entender que cada parte del esfuerzo cuenta. Tanto en el mundo de la empresa como en las aulas, las recompensas y el reconocimiento son elementos que merecen la pena para una gestión eficaz.

Debe asegurarse de que no esté limitando sus perspectivas sobre gestión de la clase. Hay que mirar fuera de la caja y hacer las pequeñas cosas que otros suelen subestimar. 

Cuando los alumnos ven que sus compañeros se ganan el aprecio de un profesor, querrn estar también en el lado receptor. Al fin y al cabo, ¿a quién no le gusta ser recompensado y complementado delante de sus compañeros? La próxima vez que un alumno muestre signos prometedores de mejora, hágalo saber a la clase.

Una gestión eficaz de la clase requiere dar buenos ejemplos. Este es el tipo de ejemplos que marcarían la pauta para los demás.  Incluso en un aula virtual, puede extender su aprecio por los estudiantes de una manera conveniente. 

Explorar las posibilidades de colaboración 

Los métodos de la vieja escuela para estimular la colaboración pueden requerir algunos ajustes en tiempos de aprendizaje a distancia. El compromiso de los estudiantes se correlaciona en más de un sentido con la colaboración entre compañeros.

Además, como se ha mencionado anteriormente, también depende de cómo trabajen juntos los alumnos y los profesores. Usted debe de  buscar oportunidades para ofrecer a los estudiantes plataformas de colaboración. Esto puede hacerse en forma de actividades de grupo o llevando a la clase actividades extraescolares creativas. 

Con una colaboración eficaz entre ellos, los estudiantes pueden gestionar mejor su tiempo. Además, les permite bifurcar una tarea complicada en pasos más pequeños. Los alumnos aprenden de los puntos fuertes de los demás y compensan sus puntos débiles.

Imagínese lo orgullo que se sentiría el momento que los alumnos se admistren por sí mismos de una manera excelente. . Por lo tanto, al darles la oportunidad de colaborar, los empodera en el proceso de  la gestión del aula. Su trabajo se simplificó.

Sin embargo, crear una colaboración propicia en el aprendizaje a distancia o híbrido requerirá soluciones modernas. Hay que encontrar formas productivas de lograr una colaboración virtual a gran escala. Una idea fabulosa de hacerlo será utilizar pizarras virtuales o espacios de trabajo visuales de última generación para simplificar la colaboración en configuraciones remotas. 

Mediante el uso de plataformas digitales como Creately, los estudiantes y los profesores pueden colaborar y compartir conocimientos de una manera más atractiva y eficaz. Estos espacios de trabajo avanzados se encuentran entre los verticales más logrados de la inteligencia artificial y la innovación.

En estos espacios de trabajo, los alumnos y los profesores pueden colaborar en tiempo real para trabajar en proyectos, planificar juntos, ejecutar los planes de forma coordinada y supervisar el trabajo de los demás durante los proyectos de grupo.

Adicionalmente, los estudiantes pueden trabajar juntos en una lluvia de ideas y los profesores pueden ofrecer apoyo adicional a través de estas plataformas. Al mismo tiempo que hace que la enseñanza sea más sana para los educadores, aumenta la eficacia del aprendizaje en los alumnos en muchos niveles.

Six-Thinking-Hats-Template

Plantilla de seis sombreros para facilitar la lluvia de ideas en línea (Haga clic en la plantilla para editarla en línea)

Desde estudiantes hasta profesionales, estos espacios de trabajo virtuales están beneficiando a millones de personas en instalaciones remotas. No sería incorrecto decir que estos espacios de trabajo futuristas están replicando a las aulas tradicionales de la  mejor manera.

De hecho, estos espacios también están aliviando los inconvenientes de la enseñanza en el aula. Un espacio de trabajo digital tan logrado es tan bueno como un aula tradicional o incluso mejor. Estas herramientas son parte del futuro de la educación y el integrarlas en sus model de enseñanza lo más pronto posible será una jugada maestra.

Crear oportunidades de liderazgo en el aula 

Una forma sencilla y exitosa de involucrar a las personas es asignarles responsabilidades importantes. Cuando las personas reciben funciones de liderazgo, sus actitudes cambian para mejor.

Pueden obtener un mayor sentido de la autoestima y verse a sí mismos como impulsores de influencias positivas en los demás. En una clase, una buena forma de gestionar a los alumnos es darles responsabilidades. Además, hay que comunicarles lo que se espera de ellos como líderes. 

Por citar un pequeño ejemplo, debería intentar dar funciones de liderazgo a algunos alumnos desvinculados de la clase. Además, debes darles algunas responsabilidades importantes y decirles que siempre está ahí para apoyarles.

Cuando a un alumno desvinculado se le asigna la tarea crucial de dirigir a otros, se comprometerá de forma eficiente  automáticamente.. Hacer que los alumnos se den cuenta de que son dignos y darles la oportunidad de valorarse a sí mismos delegando tareas en ellos puede ser una estrategia gratificante.

Esto hace  que los estudiantes se den cuenta de lo que son capaces. Como mínimo, estas oportunidades permiten a los estudiantes aprender habilidades esenciales para la vida. Incluso las funciones de liderazgo más pequeñas, como ser el monitor de la clase o el líder del grupo en los proyectos, pueden cambiar la mentalidad de una persona.

Transmitir a los alumnos el verdadero objetivo del aprendizaje 

La mayoría de los estudiantes están influenciados por la impresión de que el mero objetivo del aprendizaje es aprobar los exámenes. De ahí que el verdadero objetivo de la educación y el aprendizaje sea defectuoso en la mayor parte del mundo y pase a un segundo plano. La idea de la educación en su totalidad se centra en los exámenes y las calificaciones, pero se pueden tomar medidas progresivas para cambiar estas nociones preconcebidas.

Como educador, puede desempeñar un gran papel a la hora de explicar a sus alumnos el verdadero propósito de la educación y el conocimiento. Hay que orientarles en que el conocimiento es algo que les acompañará toda la vida. Por ejemplo, puede hablarles de usted mismo y de otras personas de éxito que conozca.

Al hacerlo, puede destacar la importancia de la educación para demostrar casos de éxito. Hay muchas historias de éxito que narrar a los alumnos, pero como usted es su modelo más entrañable, su relato tendrá una gran influencia en ellos. Puede contarles cómo el mundo ha llegado tan lejos gracias a la educación y cómo sigue mejorando el mundo. 

Necesitan saber cómo un elemento específico del aprendizaje les beneficiará en la vida. Cómo añadirá valor a su aprendizaje y cómo repercutirá en el desarrollo de su carrera y su personalidad. De lo contrario, en un escenario en el que los estudiantes están convencidos de que el aprendizaje consiste en aprobar los exámenes, no participarán en el aula.

Se sentirán satisfechos de memorizar cosas unos días antes de los exámenes y aprobarlos. Además, con esa mentalidad desvalorizarán el aprendizaje en el aula y preferirán tener comportamientos disruptivos que perturben la clase.

Sin embargo, cuando se les hace comprender la verdadera esencia del aprendizaje, estarán más centrados. Querrán aprender activamente. Teniendo en cuenta esto, la mayoría de los retos a los que se enfrenta en la gestión de la clase pueden ser desatendidos por defecto. 

Abordar los problemas de disciplina con efecto inmediato

Tanto si se trata de una clase virtual como de un aula física, las interrupciones y los desajustes deben abordarse de inmediato. No hacerlo puede hacer creer a los alumnos que está bien interrumpir la clase. Esto puede arruinar el equilibrio del aula y afectar a los alumnos que quieren aprender de verdad. Sin embargo, se recomienda ser cortés y estar bien predispuesto incluso al abordar comportamientos inadecuados en el aula.

Para gestionar un aula de forma provechosa, debe reforzar la importancia y la necesidad de mantener la disciplina con regularidad. Los alumnos deben saber que, aunque usted sea un profesor cordial, no tolerará la indisciplina. 

No es necesario que se castigue a los alumnos por crear molestias. El mal comportamiento también puede gestionarse con calidez.. Pero señalar la indisciplina justo en el momento en que se produce es esencial.

Hay que modelar la disciplina en el aula. Además, incluso en una clase virtual, debe modelar el tipo de comportamiento que espera de sus alumnos. Por citar un pequeño ejemplo, si los estudiantes ven que gestiona perfectamente sus distracciones mientras toma una clase online, ellos actuarán de la misma manera.

Sabrán que es inapropiado utilizar sus teléfonos o tabletas en medio de una clase en línea. Por otro lado, si le ven usar el teléfono a menudo durante la clase, puede que hagan lo mismo. Entonces sentirán que está perfectamente bien hacerlo.

Como líder, hay que dar buenos y dignos ejemplos para que los alumnos los sigan. Tienes que liderar con el ejemplo y hacer completa justicia a tu parte de responsabilidades de liderazgo. 

Establezca el equilibrio adecuado en sus aulas híbridas 

El aprendizaje híbrido o semipresencial es una nueva forma de aprendizaje a la que la gente todavía se está acostumbrando. A veces puede parecer difícil de manejar, pero debemos estar agradecidos.

Es una manera increíble de garantizar que usted y sus alumnos se mantengan a salvo en la pandemia. Además, también hace que los estudiantes no pierdan completamente el contacto con el aprendizaje tradicional del aula. Por lo tanto, hay que invertir en una planificación adecuada en la gestión de las clases híbridas.

La clave está en encontrar el equilibrio entre el aprendizaje en línea y las clases presenciales. He aquí algunas formas de gestionar eficazmente sus clases híbridas.

  • Dibujar planes de clase claros y compartirlos con los estudiantes de antemano 
Plantilla de Plan de Lección para Estrategias de Gestión en el Aula

Plantilla del plan de la lección (Haga clic en la plantilla para editarla en línea)

  • Haga que los planes sean interactivos compartiendo enlaces con sus alumnos 
  • Comparta comentarios de los compañeros con los estudiantes a distancia 
  • Transmita a los estudiantes que las clases en línea y las presenciales son igualmente importantes 
  • Incluya los requisitos de la clase en su proceso de planificación 
  • Utilice las herramientas de chat para interactuar en tiempo real 
  • Estructure sus clases a distancia de forma que se adapten a los estilos de aprendizaje de sus alumnos 

¿Tiene más estrategias de gestión del aula?

En resumen, la gestión eficaz de las aulas requiere atención a los detalles y claridad de objetivos. Otra cosa que vale la pena recordar es que cuanto más alto sea el nivel de compromiso de los alumnos, más sencillo será el arte de la gestión del aula.

Cuando se involucra a los alumnos en diferentes actividades de clase, se pueden eliminar las interrupciones en el aula. Además, la gestión de las clases virtuales puede ser un poco más compleja que la de un aula física. Sin embargo, el aprendizaje a distancia ofrece una gran flexibilidad y margen de innovación. Cuanto más innove, mejor gestor resultará.

Por último, hay que conocer bien los comportamientos y las carencias de los alumnos para identificar los factores que los obstaculizan. Para reiterar, ya están haciendo un gran trabajo. Las estrategias de gestión del aula mencionadas anteriormente mejorarán más la calidad. . 

Biografía del autor

Jessica Robinson crea contenidos para The Speaking Polymath y su contenido refleja su visión altamente intelectual. Ella misma es educadora, pero le encanta aprender de todos los que la rodean. Nunca se limita a lo que sabe, siempre tiene curiosidad por captar más. Puede encontrarla en LinkedIn

Join over thousands of organizations that use Creately to brainstorm, plan, analyze, and execute their projects successfully.

Get started here

Leave a comment

*
*

one × 5 =

Back to top